Instituto Casa de Jesús

PLAN PASTORAL

PILARES DE LA PASTORAL

 

En el Instituto Casa de Jesús tenemos tres pilares en nuestra acción pastoral, ellos están  identificados con el carisma propuesto por nuestra Madre fundadora, la Venerable María Benita Arias, que nos convoca a trabajar en la construcción del Reino.

Estos pilares son:

 

Adoración

La Pastoral en Casa de Jesús quiere tomar fuerzas del encuentro profundo con Jesús Eucaristía, quiere ser una pastoral que sabe arrodillarse frente al misterio del Dios alimento y dejar que sea Él primero quien nos interpela. Creemos en el poder de la oración, la meditación de la Palabra y la adoración eucarística. Como comunidad cristiana nos sentimos convocados por Jesús a anunciar el Reino de Dios y no el reino del consumo. Estamos frente a una crisis antropológica:

 

          “¡la negación de la primacía del ser humano! Hemos creado nuevos ídolos.

            La adoración del antiguo becerro de oro (cf. Ex 32,1-35) ha encontrado una

            versión nueva y despiadada en el fetichismo del dinero y en la dictadura de

            la economía sin un rostro y sin un objetivo verdaderamente humano.

            La crisis mundial, que afecta a las finanzas y a la economía, pone de manifiesto

            sus desequilibrios y, sobre todo, la grave carencia de su orientación antropológica

            que reduce al ser humano a una sola de sus necesidades: el consumo.”

                                                                      (Francisco, Evangelii Gaudium 55)

 

Adorando al Señor de la misericordia y la justicia, de los humildes, de los niños, los  jóvenes y la familia; queremos salir al encuentro de nuestros alumnos y acompañarlos en el camino, respetando sus opciones y cuidando sus vidas.

 

            “Sin momentos detenidos de adoración, de encuentro orante con la Palabra,

             de diálogo sincero con el Señor, las tareas fácilmente se vacían de sentido,

             nos debilitamos por el cansancio y las dificultades, y el fervor se apaga.”

                                                                        (Francisco, Evangelii Gaudium 262)

 

Servicio

En Casa de Jesús tenemos claro que el modelo de misión que Madre Benita rezó y practicó es María, la virgen madre de Jesús y madre nuestra. Siendo humilde dijo que sí al llamado del Espíritu, y así queremos nosotros como comunidad, vivir nuestra fe y nuestra labor educativa: de la mano de María al encuentro con Jesús.

 

            “Ella se dejó conducir por el Espíritu, en un itinerario de fe,

             hacia un destino de servicio y fecundidad.

             Nosotros hoy fijamos en ella la mirada, para que nos ayude a anunciar

             a todos el mensaje de salvación, y para que los nuevos discípulos se

             conviertan en agentes evangelizadores.”

                                                                           (Francisco, Evangelii Gaudium 287)

 

Creemos en el sacerdocio del bautismo, que nos consagra como misioneros del Reino de Jesús y nos sentimos enviados a llevar su Palabra, una palabra distinguida de tantas otras que corrompen la dignidad humana. Llevamos la Palabra de la esperanza, del triunfo de la vida por sobre la muerte. Nuestros alumnos son destinatarios de la misión pero al mismo tiempo son discípulos misioneros que construyen con nosotros la misión de la Iglesia.

 

            “En virtud del Bautismo recibido, cada miembro del Pueblo de Dios se ha

             convertido en discípulo misionero (cf. Mt 28,19). Cada uno de los bautizados,

             cualquiera que sea su función en la Iglesia y el grado de ilustración de su fe,

             es un agente evangelizador, y sería inadecuado pensar en un esquema de

             evangelización llevado adelante por actores calificados donde el resto del pueblo

             fiel sea sólo receptivo de sus acciones. La nueva evangelización debe implicar un

             nuevo protagonismo de cada uno de los bautizados. Esta convicción se convierte

             en un llamado dirigido a cada cristiano, para que nadie postergue su compromiso

             con la evangelización, pues si uno de verdad ha hecho una experiencia del amor

             de Dios que lo salva, no necesita mucho tiempo de preparación para salir a

             anunciarlo, no puede esperar que le den muchos cursos o largas instrucciones.”

                                                                                (Francisco, Evangelii Gaudium 120)

 

Eucaristía

Del mismo modo que nos alimentamos para poder crecer y hacer buen ejercicio; creemos que la Eucaristía es  alimento indispensable para la misión evangelizadora y sin ella no podemos ejercitar nuestra consagración bautismal. Como escuela católica disponemos de un tiempo sagrado para el Pan de vida que nos hace recordar que somos necesitados del amor de Dios:

 

            “La Eucaristía, si bien constituye la plenitud de la vida sacramental,

             no es un premio para los perfectos sino un generoso remedio y un

             alimento para los débiles.”                                     (Francisco, Evangelii Gaudium 47)

 

Creemos con la Iglesia en el itinerario que nos invita el Sacramento de la Eucaristía: Fe, Esperanza y Caridad. Fe en el crucificado-resucitado que nos llama desde el altar para sanarnos de todas nuestras muertes cotidianas. Esperanza en Aquel que siendo Dios, se hizo humilde y compartió nuestra misma suerte viviendo como hombre, buscando el Reino de misericordia y asumiendo el dolor del mundo para transformarlo en vida. Caridad como llamado apostólico que rompe con la dinámica de la sola limosna. La caridad nos interpela a amar al prójimo y embarrarnos en su barro. Casa de Jesús quiere embarrarse en el barro de sus niños y jóvenes y peregrinar juntos hacia el Señor resucitado.

 

            “Las escuelas católicas, que intentan siempre conjugar la tarea educativa

             con el anuncio explícito del Evangelio, constituyen un aporte muy valioso

             a la evangelización de la cultura.”                         (Francisco, Evangelii Gaudium 134)

 

Las actividades que acompañan estos pilares son:

La pastoral sacramental (Bautismo, Reconciliación, Eucaristía y Confirmación); celebraciones y Misas; campamentos, retiros y convivencias; encuentros docentes; pastoral barrial y misionera y la participación en encuentros y celebraciones arquidiocesanas.

 

 

 

OBJETIVOS GENERALES DEL PLAN PASTORAL

 

      Afianzar la identidad del Instituto como Escuela Católica

      Presentar a la Comunidad Educativa, la persona de Jesús, el ser cristiano, como estilo de vida.

      Promover el carisma de nuestra fundadora Venerable Madre Benita Arias,

        Adoración – Eucaristía - Servicio

      Formar hombres y mujeres solidarios, justos, amantes de la verdad y capaces de hacer

        realidad la “Civilización del Amor”.

      Hacer de la Escuela un espacio de encuentro cristiano.

      Favorecer la participación eclesial.

 

 

OBJETIVOS GENERALES DEL NIVEL INICIAL Y PRIMARIO

 

      Profundizar gradualmente el conocimiento de la fe.

      Promover desde la metodología catequística utilizada el encuentro

         con Dios y los hermanos en la vida, la oración y la liturgia.

      Integrar gradualmente los contenidos doctrinales de cada año con

         la vida, obra y espiritualidad de Madre Benita.

      Acompañar el crecimiento y maduración en la fe que se hace

         compromiso solidario con los hermanos.

 

 

OBJETIVOS GENERALES DEL NIVEL SECUNDARIO

 

      Promover el encuentro personal con Cristo, para asumir su dignidad de hijo de Dios, hermano de todos

        los hombres y señor de la naturaleza.

      Profundizar el conocimiento de las verdades fundamentales de la fe cristiana y las enseñanzas de la

        Iglesia, para suscitar adhesión y compromiso a la propuesta evangélica.

      Favorecer la busqueda y elaboración del proyecto de vida personal, para integrarse en la comunidad

        eclesial y en la sociedad como persona crítica, responsable, democrática y solidaria,

        comprometida con el bien común.

 

 

PROPÓSITOS

 

      Concebir la escuela como la OPORTUNIDAD EVANGÉLICA, destinada a:

 

            - Promover el conocimiento de la Fe desde la catequesis;

            - Proyectar la adhesión personal a las verdades de la Fe desde la Pastoral;

            - Constituir redes de comunicación y equipos de trabajo, destinados a la formación permanente;

            - Generar compromisos de acción desde la actual realidad social, política y económica de los

              argentinos

 

 

PROPÓSITOS PASTORALES 2016

 

PROPUESTA PASTORAL

Crecer en las obras de Misericordia a través del ejemplo de la Venerable Madre Benita.

 

Contexto eclesial:

          Año de la Misericordia “Sean misericordiosos, como el Padre de ustedes es misericordioso”.

         Insertarnos de forma activa en la propuesta del Papa Francisco como Iglesia que vive en comunión

           con las necesidades de los hermanos “Seremos juzgados por Dios según la caridad, según como

           hayamos amado a nuestros hermanos, especialmente los más débiles y necesitados”  (Francisco,

         Audiencia general, Plaza de San Pedro, Miércoles 24 de abril de 2013).

 

Contexto institucional:

         Desarrollar propuestas pedagógicas que integren estos principios pastorales en el

           quehacer pedagógico.

         Abrir espacios de comunión y diálogo que pongan en acto la propuesta pastoral.

 

Documentos

           Carta Encíclica “LAUDATO SÍ”

           Bula de la MISERICORDIA

 

OBJETIVOS GENERALES DE CADA NIVEL

    Nivel Inicial: Que el alumno logre:

           Descubrir la Creación como regalo de Dios

           Reconocer a Jesús, María y José como la Sagrada Familia

           Descubrir a los discípulos y amigos de Jesús

           Conocer a la Venerable Madre Benita Arias como amiga de Jesús

           Participar de manera progresiva en las celebraciones litúrgicas

 

    Nivel Primario: Que el alumno logre:

           Primer ciclo:

           Conocer a Jesús, sus hechos y palabras

           Aprender a expresarse con las actitudes y gestos fundamentales de la oración

           Hacerse amigos de Jesús

           Seguir a la Venerable Madre Benita Arias como modelo de Oración

           Segundo ciclo y 7º grado

           Conocer a Jesús Eucaristía

           Iniciar su camino de Fe personal y comunitaria

           Abrazar el camino de la fraternidad y el servicio

           Reconocer a la Venerable Madre Benita Arias como modelo Eucarístico

 

    Nivel Secundario: Que el alumno logre:

           Asumir su dignidad de hijo de Dios, hermano de todos los hombres y señor de la naturaleza.

           Profundizar el conocimiento de las verdades fundamentales de la fe cristiana y las enseñanzas

           de la Iglesia, para suscitar adhesión y compromiso a la propuesta del Evangelio.

           Elaborar su proyecto de vida personal, para integrarse en la comunidad eclesial y en la sociedad

           como persona crítica, responsable, democrática y solidaria, comprometida con el bien común.

           Descubrir a la identidad de la Venerable Madre Benita Arias como modelo de servicio para

           los jóvenes.

Espacio multimedia de publicación en línea para compartir

contenidos de actividades desarrolladas dentro y fuera del colegio.

Instituto Casa de Jesús A-107 - Av. Corrientes 4471 - Almagro – Ciudad Autónoma de Buenos Aires Tel:(54 11) 4862-5254  casadejesus@fibertel.com.ar

Enviando formulario...

El servidor ha detectado un error.

Formulario recibido.